carrito  

No hay productos

0,00 ARS Transporte
0,00 ARS Total

carrito Confirmar

Publicidad

Síguenos...

Facebook Twitter

 

LISTADO DE PRODUCTOS

descargar

 


La tienda online de videos se encuentra en

La intensidad: clave del éxito Ampliar

La intensidad: clave del éxito

Disertación del campeón de la temporada 2012-3 del TNA, Julian Pagura sobre  los conceptos inculcados para la mejora ofensiva la diferencia entre correr y jugar.

CONCEPTOS QUE NOS HICIERON GANAR

1) CORRER SIEMPRE.

2) DIFERENCIAR CORRER DE JUGAR.

3) JUGAR PARA EL MEJOR UBICADO.

4) MEMORIA TÁCTICA. bajar el articulo completo con el resumen

 

 

adquirla por Internet sin gastos de envio

Más detalles

Pagura_001

499,00 ARS

Julián es un entrenador que se caracteriza por el estilo de juego, y los minutos dados a aquellos chicos de la cantera y jóvenes promesas.

A continuación algunos conceptos vertidos por el entrenador nacido en Venado Tuerto.
“En el caso de Ciclista armamos un equipo con las posibilidades que tenía el club económicamente. Creamos un estilo de juego que lo venimos haciendo en las divisiones inferiores”.

“Ciclista todos los años se armaba para salir campeón y siempre que uno pone el listón alto, desde campeonato hacia abajo todo era fracaso. Entonces al decir y afirmar que es un equipo para salvar la categoría, automáticamente nos llevó a la realidad, y a trabajar por un objetivo único”.

“En mi caso y al ser un entrenador novato en la categoría, no tengo prejuicios sobre la inclusión de los juveniles. Desde el inicio que los juveniles debían jugar minutos importantes y poder desarrollarse de la mejor manera. Ningún equipo podía igualarnos en intensidad”.


 

El coach de Ciclista Juninense campeón del Torneo Nacional de Ascenso (TNA), el venadense Julián Pagura, llegó a Junín en el año 2005 y viene de obtener el campeonato del Torneo Nacional de Ascenso con Ciclista de esa ciudad.

En ocho años de carrera en Junín, logró un título sudamericano (2010), cuatro campeonatos provinciales y conquistó además dos títulos en nuestro país (una final ante 9 de Julio de Río Tercero y otra definición contra Atenas de Córdoba). Además fue pentacampeón en categoría U-17 en torneos locales y ubicó seis jugadores en las selecciones nacionales.

Tomó su oportunidad en la división Mayor y no la desaprovechó, logrando el máximo título en la divisional de ascenso de la nuestra Liga Nacional.


Julián Pagura y las claves en Ciclista.

El titulo obtenido en el Torneo Nacional de ascenso y luego su Ascenso a la Liga Nacional, lo deja en la historia de Ciclista.

 Julián es un entrenador que  se caracteriza por el estilo de juego, y los minutos dados a aquellos  chicos de la cantera, aquellas  jóvenes promesas, haciendo una introducción de su experiencia personal primero como jugador, después como ayudante y luego como entrenador, haciendo incampié en situaciones de superioridad numérica, en ser ofensivo y teniendo como objetivo atacar el aro siempre.

“En el caso de Ciclista Juninense, nosotros armamos un equipo con las posibilidades que tenía el club económicamente,sabiendo que nos metíamos en un torneo duro, donde los partidos son friccionados y la defensa siempre es más determinante que el ataque, sabiendo eso, sabíamos que podíamos hacer un buen torneo, sabiendo nuestras limitaciones, nuestra poca experiencia y por sobre todas las cosas, sabiendo que nos iba a costar mucho, no solo por no tener nombres, sino porque todos los jugadores venían con un rol distinto en cada club donde estuvieron y nadie salvo Damian Palacios habían sido protagonistas de sus equipos, ni siquiera jugado minutos importantes.

Con ese panorama creamos un estilo de juego que lo venimos haciendo desde hace mucho tiempo en las divisiones inferiores del club, sabiendo que no es lo mismo que el profesionalismo, pero teniendo confianza que podíamos realizarlo.

Hago un punto a parte en la decisiones de los dirigentes y la impronta de Chuni Merlo, quien en primer lugar lo que hizo es prohibir dos palabras para iniciar la competencia, Ascenso y Campeón.

Hago este hincapié porque Ciclista todos los años armaba equipos para salir campeón y siempre que uno pone el listón alto, desde campeonato hacia abajo todo era fracaso, entonces al decir y afirmar que es un equipo para salvar la categoría,

AUTOMATICAMENTE nos llevo a la realidad, y a trabajar por un objetivo único que era salvar la categoría. No diciendo que esto no era así, nuestro equipo claramente era un equipo pelear el descenso, siempre hablando a priori.

En mi caso y al ser un entrenador novato en la categoría, no tengo prejuicios sobre la inclusión de los juveniles, si tenía claro desde el inicio que los juveniles debían jugar minutos importantes y poder desarrollarse de la mejor manera, no perdiendo el tiempo y dándonos un extra en nuestro funcionamiento, claramente Maximiliano Tamburini es un tirador nato y lo usamos como tal para cerrar juegos, situaciones especiales o cierres de cuarto. Santiago Gandolfo es un 3 con poco rodaje, pero que nos dio una mano importante desde la defensa y animandose en ataque es momentos muy importantes de la competencia y cuando el equipo no encontraba gol y no podíamos mejorar el ritmo de juego y por último Guillermo Romero que nos dio una mano defensivamente muy buena, tomando rebotes, fajándose para no cargar de faltas a nuestros internos.

Siempre propusimos nuestro juego, sin especular con el rival, ni pensar demasiado en eso, obviamente hicimos scouting, sabíamos que defender en cada situación y las características de nuestros rivales, pero sabíamos que había algo que ningún equipo podía igualar en nosotros que era LA INTENSIDAD.

Para terminar uno de los objetivos principales del equipo fue tratar de jugar de igual a igual en cualquier cancha, sabiendo que en esta competencia es muy difícil ganar de visitante y lo logramos con creces.”

CONCEPTOS QUE NOS HICIERON GANAR

1) CORRER SIEMPRE.

2) DIFERENCIAR CORRER DE JUGAR.

3) JUGAR PARA EL MEJOR UBICADO.

4) MEMORIA TÁCTICA.

 

Fuente: Prensa ATEBARA


Los títulos de Pagura

Juan Fasanelli 28/05/2015 0
Repasamos la estadía de Julián Pagura en Ciclista. Muchos títulos provinciales, nacionales e internacionales logró el venadense, ya sea en inferiores o en el profesionalismo.
pagura1Pagura con la Copa de TNA (Foto:Club-Ciclista)

Pagura fue el creador de la “Generación del Viento”, un grupo de jugadores excelentes que se complementaron para ganarlo absolutamente todo. En 2010 el entrenador llegó a ser reconocido tras ganar todos los partidos del año (64) ganando 2 títulos AJB, un Sudamericano de Clubes, Provincial de Clubes, las etapas Nacionales y por último la Liga Nacional de Clubes U15, ganandole la final a 9 de Julio de Río Tercero. Ganó muchísimos títulos locales desde U13 a Primera División, pero en 2012 también iba a llegar a la cima máxima de Argentina. Primero ganando la etapa Provincial, la final ante Regatas de San Nicolás, como visitante. Y luego ante Atenas de Córdoba se llevo la Liga Nacional por segunda vez, en encuentro disputado en Junín. En el 2013 se retiró de la mejor manera de inferiores: le ganó a Peñarol de Mar del Plata la semifinales de la Liga Nacional U19 y luego venció a San Martín de Junín la final del AJB 2-0 la serie. Llegaría el turno de la era Profesional: confió en jugadores jóvenes como Massarelli (escasos minutos la temporada anterior), Maldonado, Hernández y Acuña. Además confió en otro venadense: Damián Palacios, para que sea su capitán. Sus jugadores, Sebastián Pícton (lo tuvo en inferiores), Maximiliano Tamburini, Guillermo Romero y Santiago Gandolfo, artífices fundamentales de la Generación que lo llevó a Pagura a la fama, tuvieron sus minutos más que importantes, a pesar de sus cortas edades. Ganó el título de TNA ante todo los pronósticos, venciendo en la final a Instituto (3-0) y perdiendo tan solo dos encuentros en Play-Off. Logró dirigir Liga A y eliminó a Lanús en Reclasificación. Los jugadores jóvenes que él eligió lo siguieron acompañando (a excepción de Massarelli) y sus “Pollos” de inferiores cuajaron una buena temporada. Se cierra un ciclo, una era. Ciclista deberá buscar la misma filosofía.

OVACIÓN
Sin saber que era el último partido, la gente lo ovacionó ayer. La más de 750 personas que llenaron el Coliseo, lo aplaudieron y gritaron por él cuando fue descalificado. Tuvo la ovación que merecía. Párrafo aparte para la gente verdirroja que gritó todo el segundo tiempo “La plaza no se vende”, dejando clara su postura para este receso.