carrito  

No hay productos

0,00 ARS Transporte
0,00 ARS Total

carrito Confirmar

Publicidad

Síguenos...

Facebook Twitter
Balance Defensivo Ampliar

Balance Defensivo

Como realizar el balance defensivo. Mas información sobre el pensamiento y filosofía del joven entrenador español debajo

.   

 

adquirla por Internet sin gastos de envio desde nuestra tienda en Vimeo.

Más detalles

Pascual_005

129,00 ARS

  • Balance defensivo articulo publicado por Club del Entrenador por David Vargas Peña
  •  

La máscara de Xavi Pascual, la negación del baloncesto defensivo ocultada en un baloncesto involutivo

 

Una de las mejores entrevistas publicadas de Xavi Pascual. Probablemente la mejor. Publicada por la revista Gigantes del Basket, realizada por Javier Gómez, periodista y presentador del informativo deportivo vespertino en La Sexta. Inquietudes del entrevistador basadas en un aspecto hasta ahora inadvertido, conocer a Xavi Pascual. Conocedores de su imagen pública pero incomprendido para muchos. Pascual reconoció que “he decidido que no se me conozca”, amparado en un contexto en el que todo lo expresado se analiza hasta la última palabra y que según el entrenador azulgrana “se interpreta de forma partidista”. Xavi Pascual exponiéndose a las inquietudes de Javier Gómez Sexta, intentando interpretar el personaje público creado, el analista frío, calculador y que pretende la perfección en todos los planteamientos.

Xavi Pascual hace uso de las polaridades en su día a día. De cara a los medios, e incluso en su labor profesional, desarrolló un personaje huidizo con un discurso ácido y contundente. Como persona es totalmente diferente a lo que pretende exponer en público. Xavi Pascual como individuo extremadamente sensible, emocional y leal hacia un reducido círculo de amistades. De ese círculo de amistades podemos identificar a su agente Agustín Cuesta y el ahora segundo entrenador azulgrana Iñigo Zorzano. Pascual, reclutado por Pere Pardina para incorporarse a la estructura técnica del baloncesto formativo del Barça, poco a poco fue progresando hasta ser entrenador del primer equipo. Pascual acostumbra a repetir las mismas rutinas que van desde el desayunar a primera hora en el Palau Blaugrana, repasar todo lo que se dice de él en un extenso trabajo diario del Departamento de Comunicación del Barça a acudir cada verano a su rincón veraniego fetiche, Menorca.  La repetición fruto de la inseguridad por cambiarlas.

A partir de la repetición Xavi Pascual recurre al personaje público para no exponer a la persona y acabar siendo devorado por unos medios que exploten todas sus filias, fobias y traumas. Por cuestión de practicidad. El punto débil se manifiesta en esas inseguridades que necesitan ser saciadas por el reconocimiento solo a partir de la obtención de resultados. De ahí al reproche por la falta de halagos a su gestión. Pascual tiene inculcado su propio concepto de la justicia y considera que hacia su labor de dirección del equipo se ha “generado una imagen falsa de mi baloncesto”. Apuntando hacia los “opinadores influyentes”,  es donde aparece lo más oculto de su persona, cuando pierde el control en la entrevista, cuando afirma que “el baloncesto defensivo no existe” o que se considera “injusto que se le valore como entrenador defensivo” o afirmar que el estancamiento de Ricky Rubio a sus órdenes se argumenta por el alejamiento de la línea de 6,25 a 6,75.

Del reproche a la justificación pasando por el adentrismo. Pascual siempre afirma que su baloncesto es ofensivo sólo por el argumento de realizar más contraataques que el rival. Siempre. Todo lo contrario, su baloncesto es defensivo porque en los primeros meses de competición prioriza todos los principios tácticos a partir de la defensa, dejando los principios tácticos de ataque en un segundo plano. Su baloncesto es defensivo porque en todos los discursos del entrenador se afirma que se construye el equipo a partir de la defensa. Su baloncesto es defensivo porque para la disputa de todos los títulos en juego recurre a una fantástica defensa zonal cuando el entrenador se encuentra entre la espada y la pared. Su baloncesto es defensivo porque no gana a partir de imponer su juego al rival sino que se somete a las virtudes del contrario para controlarlas y negarlas. De la misma manera que su ataque es su primera forma de defender puesto que no se pretende que el jugador asuma riesgos sino que se realicen jugadas diseñadas para dar una mayor seguridad en los partidos.

Los primeros meses de competición Xavi Pascual los invierte en el trabajo para hacer de su equipo lo más competitivo posible. No obstante el registro de juego del equipo ha evolucionado en los últimos tres años una vez conseguida la Euroliga en París. Se pasó del baloncesto ofensivo con tendencia anglosajona a un baloncesto defensivo a raíz de la balcanización como registro de juego. Ralentización del ritmo, ataques estáticos y asegurar canastas en el poste bajo. En la actualidad se ha pasado del baloncesto defensivo a un baloncesto involutivo porque ni se ataca ni se defiende. La realización de un estilo libre, pero ordenado en cuanto a roles, que varía en función del rendimiento de los jugadores en momentos puntuales, evitando la improvisación por miedo a la penalización del error, siendo Juan Carlos Navarro el jugador al que recurre cuando el partido se pone cuesta arriba o se encuentra en una fase comprometida con el rival poniéndole sobre las cuerdas.

El resultado como fin que justifica unos medios especulativos en lugar de apostar por el juego como la consecuencia de los títulos a obtener. De ahí su apuesta de reducir el baloncesto a momentos decisivos o de convertir los partidos en fases intrascendentes donde lo único a valorar es el resultado conseguido. Razones de ser para un baloncesto involutivo aprovechando la amplitud de recursos de la plantilla para superar a rivales de escaso margen presupuestario. Todo para garantizarse la seguridad de cara a obtener el reconocimiento pretendido y sentirse legitimado para expresar el reproche hacia ese entorno de desconocedores y opinadores influyentes que no valoran el juego que el entrenador pretende difundir sino que reafirman un estilo de juego práctico, reduccionista y carente de la intención de sorprender al espectador. El baloncesto involutivo como una mera actividad rutinaria, esquemática, calculada y diseñada a la perfección para controlar las emociones ocultadas en un disfraz que nada tiene que ver con la persona que, a pesar de los éxitos obtenidos, tiene miedo a ser desnudada.


Palmarés

Con el FC Barcelona :

  • Táctica: productos
    Listado de productos ordenados tematicamente tactica
  • listado
    conferencias disponibles
  • catalogo
    conoce cuales son los titulos en nuestra plataforma de VIMEO totalmente ONLINE